¿Cuándo son útiles en las organizaciones?

cuandosonutiles

Los valores cumplen un papel importante en la eficiencia y la efectividad de las organizaciones:

Cuando tienen el mismo significado para todos los miembros de la organización (o al menos para la mayoría).

Cuando son compartidos, es decir, que tienen una importancia similar para todos.

Cuando son puestos en práctica, especialmente por los líderes, en todos los niveles.

Cuando son recordados cotidianamente.

Los valores en las organizaciones sirven para que sus integrantes:

  Se relacionen y funcionen mejor, tengan más coordinación, sean más previsivos en su planificación, y logren con eficiencia sus objetivos.

Tengan más y mejor conciencia práctica de su dirección y sus propósitos, en el corto, mediano y largo plazo.

Sean colectivamente más creativos y efectivos en la solución de sus retos y necesidades tácticas o estratégicas, específicas y generales.

Como consecuencia, los miembros de una organización en la que se comparten valores:

Se sienten más realizados como personas, más plenos, y valoran más sus propios comportamientos.

Se sienten muy satisfechos de ser parte de esa comunidad. Se sienten más identificados y comprometidos con la razón de ser de esa organización.

Rinden más en sus acciones, sus responsabilidades específicas y cumplen mejor sus compromisos profesionales.

Hacen más aportes individuales y son más creativos, porque a través de sus actos se sienten más realizados como personas y más satisfechos de sí mismos.

Por otro lado, los valores organizacionales son los pilares de la cultura de una organización, lo que a su vez facilita y garantiza la integración y el crecimiento de las personas que la conforman.

Pero la coherencia de esa cultura, es decir, el grado de consistencia entre lo que dicen y hacen sus integrantes, es lo que determina el nivel de armonía y la calidad del desempeño de esa organización (o comunidad).

Como puede verse, es muy beneficioso invertir tiempo y esfuerzo en fomentar que cualquier organización tenga una cultura basada en valores compartidos, que se ponen en práctica todos los días a través del comportamiento cotidiano de todos sus integrantes (o la mayoría).

Previous post:

Next post: